Thursday, July 28, 2005

3.1.5 Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano – FCBC (II)

Pasamos, a continuación, a las declaraciones y exposiciones de criterios por parte de autoridades de gobierno y cívicas, así como de representantes de organizaciones no gubernamentales, sobre el PCBC.

Comenzamos con el informe de Rafael Soto Pinto, Director Departamental de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Prefectura de Santa Cruz: "Informe al Consejo Departamental sobre las irregularidades del PCBC". En este documento, al referirse R. Soto a los antecedentes, recapitula la génesis del PCBC:

En todo el proceso de definiciones para la construcción del gasoducto, diferentes Organizaciones Ambientalistas del mundo, al igual que Organizaciones Ambientales de Santa Cruz, hicieron conocer sus cuestionamientos y preocupaciones, de manera de cambiar el trazado original para la construcción del gasoducto por la ruta alternativa planteada que pase por San José de Chiquitos, San Rafael, Ascensión, San Lorenzo, Las Petas y San Matías Pero, sorprendidos en nuestra buena fe, mientras se daba este proceso, algunas organizaciones "conservacionistas" de los EE.UU. y de Bolivia, Fundación Mundial para la Vida Silvestre (WWF), la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS) El Jardín Botánico de Missouri (MBG), la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN) y el Museo de Historia Natural Noel Kempff Mercado, a tiempo de unirse a los esfuerzos de oposición al trazado original del proyecto, entablaban NEGOCIACIONES PARALELAS, con los promotores del proyecto, PARA DAR SU AVAL a CAMBIO DE DINERO, convirtiendo todos estos esfuerzos en ventajas para su NEGOCIACIÓN. [1]

En seguida, Dr. Pinto empieza a detallar los sucesos que se conocerían luego como “El negociado del Bosque Chiquitano”,

Las negociaciones entre la Enron, Shell, Transredes y Gas Oriente Boliviano, con estas cinco instituciones concluyeron con el compromiso de otorgar a las mismas un fondo de 20 millones de dólares para un Plan de Conservación.

Este monto de 20 millones fue negociado por las ONG (Fundación Amigos de la Naturaleza, Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre-WCS, Jardín Botánico de Missouri y la hoy Fundación Amigos del Museo de Historia Natural Noel Kempff Mercado) para favorecerse a cambio de dar el aval como instituciones supuestamente ambientalistas al proyecto del gasoducto, y que era un requisito para que la OPIC (Institución Financiadora dependiente del Banco Mundial) aprobara el financiamiento por la suma de 570 millones de dólares americanos, para el proyecto integrado de energía Cuiabá [2]

Y empieza a advertir las contravenciones por el accionar de estas empresas petroleras y conservacionistas, en menoscabo de la soberanía del Estado,

La Sociedad Accidental del PCBC, de manera arbitraria e ilegal y atribuyéndose competencias no reconocidas, deja de lado desde sus inicios a la Autoridad Nacional, Departamental y Municipal en el proceso de negociación entre las Empresas Petroleras involucradas en la construcción del ramal del gasoducto San Miguel – San Matías y las ONG mal llamadas ambientalistas para la conservación del Bosque Seco Chiquitano, asumen un papel protagónico a nombre del Estado, afectando sobremanera la Soberanía del País [3]

Es más, este funcionario de la prefectura cruceña, denuncia la corrupción que genera la actividad de la FCBC y la bioprospección ilegal a través de los conocimientos tradicionales de pueblos originarios (negreado nuestro),

Estas ONG's, (FCBC, WBG, WCS) comienzan a realizar una serie de gestiones con los Gobiernos Municipales afectados, organizaciones de bases y al puro estilo maquiavélico realizan convenios con unidades dependientes de la Prefectura (UTB_PLUS) con la finalidad de acceder a información y dadivosamente donan vehículos a nombre del PCBC, con fondos generados gracias a los recursos naturales que son de propiedad de cada uno de los bolivianos, asimismo, sorprenden en su buena fe a los indígenas del área afectada y aprovechándose de la pobreza que reina en la región, los engañan a través de la firma de un convenio para realizar supuestos proyectos de desarrollo, que en el fondo es un maquillaje ya que en realidad tienden a usufructuar el conocimiento adquirido por las etnias de generación en generación, quienes han venido desarrollando una capacidad de armonía entre el hombre y la naturaleza.

(…) Además estas ONG, a través de este tipo de actitudes, pretenden potenciarse y protegen sus intereses realizando actividades de recolección de especies de flora y fauna (recursos genéticos) que no son registradas debidamente en los Museos de Historia Natural, sabiendo que este material es de alto valor científico y cultural, y además con los recursos económicos del PCBC pretenden adquirir tierras seguramente con la finalidad de buscar el lucro personal [4]

Sobre la participación que cabría a las autoridades en esta Fundación, y el movimiento de los recursos monetarios, este funcionario del Estado expresa (negreado nuestro),

Es causa de indignación mencionar que el acuerdo firmado por estas ONG's y las Empresas Petroleras, contempla la creación de un cuerpo consultivo local, para lo cual proponen realizar dizque UN ESFUERZO ESPECIAL, para coordinar sus actividades con las Autoridades Nacionales, Departamentales y Municipales, como haciendo un favor a estas instituciones, quienes de dueños de estas tierras pasan a ser considerados inquilinos de su propia casa. La distribución y manejo de los fondos comprometidos, que según el acuerdo que asciende a 20 millones de Dólares americanos tiende a que las ONG's, sean las más beneficiadas, ya que por ser juez y parte, es decir, que los proyectos que se están presentando al PCBC son evaluados y adjudicados a ellos mismos donde la instancia fiscalizadora no existe.[5]

Sobre la posición de la Prefectura, Soto agrega (negreado nuestro):

Siendo el Estado el único propietario de los recursos naturales renovables y no renovables del país, y el responsable por garantizar un uso racional y sostenible de los mismos, la Prefectura del Departamento de Santa Cruz a través de la Dirección de Recursos Naturales y Medio Ambiente, es clara y contundente en su posición al no reconocer a esta Sociedad Accidental ahora llámese Fundación por haber actuado flagrantemente al margen de la ley, en tal sentido plantea la disolución de la fundación y la no aprobación de su Personería Jurídica, como una solución para dar viabilidad al PCBC [6]

Veamos ahora la posición con respecto al PCBC de los pobladores de Carmen Rivero Tórrez. En una misiva al Ministerio de Desarrollo Sostenible y Planificación, dicen (negreado nuestro):

Vemos con mucha preocupación que después de tantas denuncias de las poblaciones locales, representados por los Comités Cívicos, Instituciones Indígenas, campesinas, ganaderas y nuestro municipio, el Ministerio al cual representa y los Viceministerios del área ambiental no hayan tomado las previsiones necesarias para frenar el loteamiento que está sufriendo la Chiquitanía por esta apócrifa fundación (F.C.B.C.) Es que nosotros como autoridades de la Tercera Sección Municipal de la Provincia Germán Busch con capital El Carmen (R.T.), rechazamos definitivamente la presencia de estos señores en el área que comprende nuestra jurisdicción territorial.

Lic. MacLean nosotros no nos oponemos a la preservación medioambiental, a lo que nos oponemos es a la intromisión de las ONG, queremos mencionarle a usted que nosotros los Carmelitanos siempre hemos sido conservadores de nuestro eco-sistema, prueba de ello es que los terrenos ocupados por los estancieros y campesinos del lugar tienen una antigüedad de no menos de 80 años y aún siguen los pastizales y los bosques en las mismas condiciones de los años ya nombrados, aprovechando esta explicación le hacemos una invitación para que usted verifique en esta zona que tenemos mucha más capacidad que todas las 0NG conservacionistas para administrar y cuidar De no tomar su despacho las providencias necesarias, nos veremos en la necesidad de declararnos en estado de emergencia, ya que bajo ninguna circunstancia permitiremos la intromisión de estas 0NG, reservándonos el derecho de tomar las medidas que el caso aconseje". [7]

Las organizaciones indígenas, al igual que Rafael Soto y la población de Carmen Rivero T., coinciden en lo incompatible de las prácticas de la FCBC con la soberanía del Estado, y señalan también, la variedad de normas que viola su trayectoria institucional, además de atentarse contra el mismo movimiento de pueblos originarios.

Miguel A. Crespo, director de PROBIOMA en su artículo "Puntualizaciones sobre el bosque chiquitano", dice (negreado nuestro):

Si de hacer una cronología de los hechos sucedidos se trata, tendríamos que registrar la misma en varios momentos claves, en los que se ha podido apreciar de manera clara las verdaderas intenciones de los "conservacionistas": Apropiarse de los Recursos Naturales para beneficio propio y, la permanente ausencia de algún actor fundamental, llámese Estado, medios de comunicación, pueblos indígenas, autoridades municipales u otros. Tal vez estas ausencias, son las que han permitido que los hechos sigan produciéndose y el pisoteo a nuestra soberanía se realice en la más absoluta impunidad. El primer momento es en junio de 1.999, propiamente el 11 de junio, cuando las empresas petroleras ENRON, SHELL, TRANSREDES, GOB junto a ONG como FAN, WWF, WCS; Instituciones Públicas MHNNKM, Instituciones Privadas MBG tanto de Bolivia como de los Estados Unidos, a puertas cerradas, en reuniones reservadas, sin conocimiento de las poblaciones, menos aún de las autoridades locales y nacionales, realizan reuniones previas que culminan con un acuerdo protocolar que permite dar luz verde al financiamiento del Gasoducto por parte de la OPIC. El convenio de las petroleras, es firmado con nada más y nada menos lo que hasta ese entonces se creía lo más representativo del movimiento "conservacionistas". ONG, Instituciones Privadas e Instituciones Públicas fueron protagonistas de lo que el movimiento socioambiental boliviano denominó como negociado y que hasta la fecha; los protagonistas del mismo, no han podido demostrar lo contrario". [8]
[1] SOTO PINTO, Rafael (*) Informe al Consejo Departamental sobre las irregularidades del PCBC (*) Director Departamental de Recursos Naturales y Medio Ambiente. Archivos de la CPESC, Pg. 1
[2] Ibídem Pgs. 1, 2
[3] Ibídem Pg. 2
[4] Ibídem Pgs. 2, 3
[5] Ibídem Pg. 3
[6] Ibídem Pg. 4
[7] Carta de autoridades de Carmen Rivero Tórrez a Ronald Mac Lean Abaroa (*) Ref.: Rechazo total a la intromisión de la ONG (FCBC) y otras (*) Ministerio de Desarrollo Sostenible y Planificación. 25 de julio 2001
[8] CRESPO, Miguel Angel. Bolivia: Puntualizaciones sobre el negociado del Bosque Seco Chiquitano www.biodiversidad.la.org.

No comments: